domingo, 16 de junio de 2013

Los gatos. Felis silvestris catus.


El gato doméstico es un pequeño vertebrado mamífero. Convive con el ser humano desde hace unos 9.500 años. Hay docenas de razas, algunas sin pelo, o incluso sin cola, como resultado de mutaciones genéticas. Son animales que pueden asimilar ciertos conceptos, y algunos ejemplares pueden ser entrenados para manipular mecanismos simples. Se cree que el gato salvaje africano es su ancestro más inmediato.

Su nombre científico es Felis silvestris para denominar al gato salvaje y F. silvestris catus para las subespecies domésticas.

      Iker, mi gato


Características generales de los gatos

  • Generalmente pesan entre 2,5 y 7 Kilos, aunque hay razas como el Ragdoll y el Maine Coon que pueden exceder los 11 kilos. 
 Ragdoll                                                                                                   Maine Coon
 

  • Los gatos domésticos tienen una esperanza de vida de entre 12 y 14 años mientras que las hembras suelen vivir unos dos años más. Tienden a vivir más tiempo si se les restringe la salida al exterior ya que disminuyen los riesgos de accidentes y la exposición a enfermedades. Por otra parte si se les esteriliza reducen el riesgo de cáncer testicular o de ovarios. Los gatos que viven en entornos urbanos, callejeros, suelen morir muchos de ellos antes de los dos años.
  • Los gatos son animales ágiles y flexibles. Pueden dar saltos de 3,5 metros sin esfuerzo y pasan por rendijas muy estrechas, con tal de que les quepa la cabeza. Sus clavículas disponen de un pequeño cartílago que les otorga una gran elasticidad.

 

  • Las patas delanteras tienen 5 dedos y las traseras sólo 4. Tienen como muchos depredadores garras retráctiles. Las garras están cubiertas por la piel que rodea las almohadillas de los dedos con el fin de preservarlas  del desgaste por contacto con el terreno y mantenerlas afiladas.

   
  
  • Los gatos se valen de sus uñas para escalar y siempre las afilan en superficies blandas como árboles, muebles, alfombras...

 

  • Pelaje. Los gatos pueden ser de un sólo color: como blancos o negros, o de dos colores: blanco y negro, blanco y naranja, o pardo y blanco. Otros gatos, como el mío, tienen un patrón de colores atigrados en tonos grises o naranjas, se trata de los gatos romanos. También pueden tener un patrón de color siamés con colores más oscuros en la cara, rabo, patas y orejas, o tener tres colores combinados, blanco, negro y naranja. Estos gatos tricolores son exclusivamente hembras. En cambio los gatos romanos naranjas suelen ser machos.

  • Clasificación de gatos según el color del pelo
Gatos de un sólo color

 


Gatos de dos colores

 <


Gatos tricolores

 <



Gatos atigrados

  
                                                                                          Iker, mi gato


  • Clasificación de gatos según la longitud del pelo

Algunos gatos de pelo corto
  • El gato Azul ruso. Es una raza de gato de tamaño mediano y pelo corto y plateado, fácilmente distinguible de otras razas. Tiene los ojos de color verde intenso. Es un gato inteligente y  afectuoso que disfruta con el contacto humano, y es ideal para la vida en familia. Es muy apreciado y admirado en todo el mundo.

   

  • Gato común europeo. Es el gato más común en las casas por ser un animal típico de compañía. Es capaz de adaptarse a múltiples ambientes. Es inteligente, buen cazador -durante años de le ha utilizado como cazador de ratones en los hogares- y cariñoso. Suele desconfiar de los extraños, pero tiene buen carácter con sus amos y es fácil de educar.

Iker, mi gato
   

  • Gato siamés. Es el gato que conserva mayor independencia. Es muy afectuoso, unos tenderán a conocer a todas las personas nuevas que lleguen a casa y otros se esconderán para espiar a distancia. La curiosidad es su característica más acusada, investigará todos los cambios que se produzcan en su hábitat. Destaca por su hiperactividad que demuestra corriendo y saltando por toda la casa, es alegre y muy cariñoso. Es el gato más afectuoso de toda la especie y el más activo.

   


Algunos gatos de pelo largo
  • Gato Persa. Se caracteriza por tener una cara ancha y plana y un gran abundante pelaje de varios colores. Los persas no destacan por ser esbeltos sino más bien macizos, redondeados y robustos. Su abundante y exuberante pelaje es su principal característica. Es un gato faldero. Su pelaje requiere un cepillado diario. Se les llama los tigres del sofá porque les gusta dormir y descansar. Esta raza exige muchos cuidados y dedicación por parte de los dueños. Es presumido por naturaleza, tranquilo, sosegado y cariñoso, nunca ha conocido los instintos salvajes típicos de sus antepasados.


   

  • Angora turco. Erróneamente se ha llegado a llamar angora a cualquier gato de pelaje largo. El angora turco es una raza de gatos inteligentes, curiosos, ágiles, activos y maulladores. Les gusta vivir con una sola persona o dos, que compartan su respeto por la paz y la tranquilidad. Suelen seguir a sus dueños en todos sus movimientos. Les gusta ser el centro de atención, son fieles y mimosos. Disfrutan observándolo todo desde el lugar más elevado de la casa.

    

  • Los gatos pueden mover cada oreja independientemente de la otra. Gracias a eso pueden mover su cuerpo en una dirección y apuntar sus orejas en otra. La mayoría posee orejas rectas y erguidas. Cuando están escuchando algo rotan las orejas en esa dirección: si el sonido es muy fuerte es probable que salgan asustados, y si el ruido no es tan fuerte repliegan las orejas hacia atrás instintivamente, cubriendo los canales auditivos.

  

  • Los gatos conservan la energía durmiendo, es común en ellos las largas siestas, usualmente pueden dormir entre 13 y 14 horas llegando algunos a dormir hasta 20 horas. 

   
 Iker, mi gato

  • Tienen naturaleza nocturna por lo que presentan un período de hiperactividad al caer la tarde.
  • El temperamento de los gatos depende de la raza y la sociabilidad del animal. Los de pelo corto tienden a ser delgados y activos mientras que los de pelo largo generalmente son más pesados y menos enérgicos.
  • Los gatos son muy silenciosos y colocan su pata trasera casi directamente sobre la huella de su pata delantera correspondiente, minimizando el ruido y el rastro visible. 
  • El gato es uno de los mamíferos con un sistema sensorial  más sofisticado. Distintos análisis indican que la visión nocturna de los gatos es superior a la de los humanos mientras que la visión diurna es inferior. Los gatos poseen, lo que se llama tapetum lucidum, una capa que se encuentra en la parte posterior del ojo de muchos vertebrados, y que refleja los rayos luminosos hacia la retina. En presencia de luz abundante, el iris del ojo del gato se cierra considerablemente mejorando la visión. La variación en el color de los ojos de un gato al hacerle una fotografía se debe a la interacción de la luz emitida por el flash de la cámara y la reflejada por el tapetum lucidum. Posee un tercer párpado, la membrana nictitante, que actúa como protección adicional.

 

  • El sentido del olfato del gato doméstico es 14 veces más fino que el del humano además de poseer el doble de células olfativas.
  • Los gatos tienen una docena de pelos sensitivos llamados vibrisas en el labio superior y algunos en las mejillas, sobre los ojos y en el mentón. Se trata de lo que comúnmente llamamos bigotes. 

 
Vibrisas de Iker, mi gato


Los bigotes pueden detectar pequeñas variaciones de viento avisando al animal que se encuentra ante algún obstáculo sin necesidad de visualizarlo. Los bigotes superan el ancho y la altura del cuerpo del animal lo que le permite saber si pueden atravesar una abertura con el tamaño de su cuerpo. Estas cerdas o bigotes indican el talante del gato: apuntan hacia delante si su actitud es amigable y curiosa y se posicionan hacia atrás-sobre su cara- si su actitud es agresiva o defensiva. Estudios recientes han demostrado que cuando los gatos cazan, las vibrisas les ayudan a saber si la presa está completamente muerta. Con ellas rodean completamente el cuerpo de la presa para determinar la más mínima vibración que denote que aún está con vida. Algunas presas pueden morder a los gatos si se las llevan a la boca antes de que estén totalmente muertas.

 

  • Se comunican con gemidos, gruñidos y un centenar de diferentes vocalizaciones, además del lenguaje corporal. Su sonido típico se llama maullidoLa pronunciación de esta llamada varía significativamente dependiendo de su propósito. Pueden maullar para expresar sufrimiento, demandar atención por parte de su amo o como saludo. Un maullido típico del gato es el que utiliza para llamar a la gata o al gato en el ritual de apareamiento. La hembra se encarga de que los machos la sigan y si no lo hacen maúlla, los machos hacen lo mismo y así se identifican.

 


  • Además de con el maullido, el gato se expresa con su cuerpo. Un gato furioso intenta parecer más grande, arqueando el lomo, levantando la cola y erizando el pelo. Un gato asustado baja la cola y la recoge junto al cuerpo al mismo tiempo que se hace un ovillo.
  • El ronroneo típico de los gatos indica que se encuentra bajo un estado de placidez. Adicionalmente al ronroneo, y en estado de relajación, pueden parpadear lentamente o cerrar parcialmente los ojos, indicando tranquilidad y serenidad ante una situación determinada. Los gatos modulan sus ronroneos para lograr los fines que desean de sus amos. Los gatos también gruñen, bufan o silban cuando están enfadados o en peligro. Algunos gorjean cuando ven a una presa para mostrar interés por ella, sin embargo, cuando el sonido es dirigido a una presa que no está a su alcance parece ser un sonido de amenaza, expresión de frustración, o incluso, un comportamiento de ensayo en el cual el gato anticipa o practica cómo matar a su presa. En este caso el sonido, usualmente, acompaña un movimiento de mandíbula similar al que utilizan para matar a sus presas.
  • Como animal de compañía, es una de las mascotas más populares en todo el mundo. Se caracteriza por sus hábitos de limpieza, por su bajo nivel de atención y cuidados para su manutención. Son criaturas extremadamente pulcras y limpias. Dedican una gran cantidad de tiempo al día a la limpieza. Para ello utilizan su propia saliva como líquido de limpieza. Tienen una lengua rasposa con la que se acicalan, patas almohadilladas con las que rascarse y dientes para hurgar en la piel. Son gimnastas y realizan contorsiones muy extrañas para alcanzar las partes más recónditas de su cuerpo. De hecho, uno de los principales síntomas de enfermedad en un gato, es que dejan de hacerse el aseo corporal y lucen sucios y desgreñados. En cuanto al tema de las heces también suelen ser muy metódicos enterrándolas en agujeros excavados en tierra por ellos mismos que luego vuelven a cubrir. Es muy fácil educar  a un gato para que haga sus necesidades en un arenero.


  • Es un animal instintivamente cazador; carnívoro. Los gatos domésticos son depredadores muy eficaces. Pueden emboscar y abalanzarse sobre distintos vertebrados asestando una mordida letal con sus largos dientes caninos que rompen la médula espinal de la víctima, o la asfixia comprimiendo su tráquea. Los gatos en libertad viven de forma semisalvaje y cazan ratones y ratas, los domésticos, bien alimentados, capturan insectos, ratones y pequeños pájaros o lagartos instintivamente pero generalmente no los consumen. Es habitual que las presas sean utilizadas como obsequio para el dueño. Se cree que el motivo de esta acción está relacionada con la creación de lazos afectivos, es un gesto de cariño y familiaridad. Poseen una dentadura especializada y adaptada para cortar la carne con unos molares y premolares que cortan como si fueran tijeras. Su lengua posee papilas gustativas en forma de espinas compuestas por queratina, útiles para arrancar pelos, plumas y piel del cadáver.

      

  • Todos los felinos poseen una característica genética que les impide percibir los gustos dulces debido sobre todo a su gran aversión a los frutos. La mayoría de los alimentos equilibrados para gatos contienen a menudo, grandes cantidades de maíz, arroz, productos derivados de la carne, minerales y vitaminas.
  • El gato presenta varias épocas de celo a lo largo del año que suelen ser de 4 a 7 días cada una. En el estro (época de celo), los gatos suelen maullar más fuerte además de volverse más inquietos y agresivos, orinan por todas partes para marcar su territorio. Las gatas maúllan más frecuentemente y suelen refregarse contra el suelo levantando parte de su cola. Es normal que varios gatos peleen por una hembra, aunque éstas pueden cruzarse con más de uno durante el día. La forma en que las hembras se cruzan, es frotándose contra el macho e inclinándose hacia delante, para que éste pueda montarla sujetándola por el cuello con los dientes. Cuando las gatas desean terminar, lanzan un grito para avisar al gato.

 


 Después  de la cópula la hembra se asea. El pene presenta una espinas que le producen dolor y este dolor estimula la ovulación.  La gestación dura aproximadamente unos dos meses y en la camada pueden aparecer de 3 a 5 crías que deben mantenerse con la madre al menos 12 días. Cuando llega el momento del parto la madre busca un lugar tranquilo, cálido y seguro.


   

  • Los gatos ven a los humanos como un sustituto de sus madres, viviendo una especie de prolongación durante su madurez de la época en la que eran cachorros.
  • La vejez de un gato no es gradual, como la humana, sino abrupta. Dura aproximadamente un año y desemboca en la muerte. Durante ese tiempo desarrolla cataratas y se vuelve más lento, pierde el olfato y duerme durante casi todo el día por  su cansancio extremo.
  • Uno de los grandes peligros de los gatos domésticos son los accidentes al cruzar las calles y grandes avenidas, suelen morir atropellados o quedar lisiados. Los gatos cruzan sin mirar a los dos lados, cruzan la calle pensando que no va a pasar nada.


Gatos asilvestrados o callejeros

En estado salvaje el gato es un animal muy social, establece colonias más o menos jerarquizadas. Es un animal cazador y marca su territorio orinando. Se llama gato callejero o asilvestrado a todo gato que tiene poco contacto con los humanos y que ha vuelto hasta cierto punto a ser salvaje. Puede ser un gato abandonado, perdido, un gato que ha escapado o ser hijo de un gato que estaba en estas condiciones. Normalmente estos gatos pueden vivir solos pero prefieren formar grupos llamados colonias y se establecen en zonas donde los alimentan o donde hay abundancia de roedores. En una colonia ya constituida es muy difícil que entre un gato nuevo ya que son animales muy territoriales. Los gatos que viven en las calles son muy susceptibles a enfermedades, atropellos o envenenamientos.


 
 

Las colonias controladas de gatos son beneficiosas para el entorno porque mantienen a raya las plagas dañinas de ratas y cucarachas, sin embargo, su descontrol da lugar a que los gatos enfermen y procreen sin cesar lo que termina por molestar a los vecinos y estos o los ayuntamientos acaban con ellas.
La forma de controlar las colonias pasa por capturar a los gatos, esterilizarlos y volverlos a soltar en zonas donde no molesten. Hay particulares que, de forma altruista, se encargan de proporcionarles alimento seco y agua e ir capturándolos para su posterior esterilización e identificación. De esta forma el número de miembros de la colonia disminuye mientras que aumenta la calidad de vida.


Enfermedades de los gatos
  • Bolas de pelo. Consiste en la acumulación de pelo muerto mezclado con secreciones que se forman en el estómago del animal y ocasiona vómitos o regurgitaciones. La causa es la costumbre del gato de acicalarse el pelaje lamiéndolo para mentenerlo saludable, por lo que tiende a ingerir su propio pelo. Como medida preventiva se recomienda cepillarlos frecuentemente para eliminar el pelo muerto.
  • Obesidad. El sobrepeso y la obesidad es frecuente en los gatos caseros debido al exceso de comida y la falta de ejercicio. Se considera como 4.5 Kg el peso medio de un gato sin sobrepeso, aunque hay que considerar la raza y la constitución del animal.

 

  • Cáncer. Es una causa frecuente de muerte en los gatos adultos, sobre todo en los de edad avanzada. Los tumores malignos más habituales son las leucemias y linfomas, los cánceres de piel y los de mama. Las gatas que han sido castradas jóvenes tienen menos probabilidades de padecer cáncer de mama y los gatos blancos  presentan mayor predisposición al cáncer de piel por lo que se recomienda a sus amos protegerlos del sol.
  • Alergias. Los gatos también pueden provocar alergias a los humanos. La mayoría de ellos (excepto el gato siberiano) poseen una glucoproteína  en la saliva y que pasa al pelaje en el acicalamiento. Esta sustancia provoca alergias a algunas personas produciendo estornudos o irritaciones en las vías respiratorias.

 

  • Toxoplasmosis. Esta enfermedad sólo la pueden coger lo gatos que se alimentan de pájaros o ratones infectados, por lo tanto no está relacionada con el gato casero que come pienso seco o alimentos enlatados. Los gatos infectados pueden contagiar a los humanos y esta enfermedad es peligrosa para la mujer embarazada por ser una causa de malformación del feto. La enfermedad es transmitida por el contacto con excrementos de gato infectado.
 

  • La rabia. Cualquier mamífero puede transmitir la rabia por medio de un mordisco aunque  un 90% de la rabia en humanos es causada por mordedura de perros. La medida preventiva es la vacunación.

 

  • Parásitos. Los parásitos que pueden afectar a los gatos pueden ser internos o externos. Entre los primero destacan los gusanos que afectan el tubo digestivo mientras que los parásitos externos más frecuentes son las pulgas, piojos y garrapatas.

 

¿Sabías que...?
  • Los gatos odian el olor a limón y a naranja.
  • Los antiguos egipcios se afeitaban las cejas en señal de luto cuando morían sus gatos.
  • Así como a los seres humanos nos identifican nuestras huellas dactilares, el diseño del cojín de la nariz de un gato es único, no hay dos gatos con el mismo diseño.

Razas de gatos

Las razas de gatos son grupos de gatos con características parecidas. Este es un listado de alguna razas. Se subdividen a su vez en muchos grupos e igualmente existen mezclas.
  1. Azul ruso
     
             
  2. American shorthair

  3. American wirehair

  4. Angora turco
     

  5. Africano doméstico

  6. Bengala

  7. Bobtail japonés
     

  8. Bombay

  9. Bosque de Noruega

  10. British Shorthair

  11. Burmés o Birmano

  12. Cornish rex

  13. California Spanngled

  14. Devon rex

  15. Dorado africano

  16. Europeo común

  17. German Rex

  18. Gato exótico

  19. Habana Brown

  20. Himalayo

  21. Korat

  22. Khao Manee

  23. Maine coon

  24. Manx

  25. Mau egipcio

  26. Munchkin

  27. Ocicat

  28. Oriental

  29. Oriental de pelo largo

  30. Persa

  31. Peterbal

  32. Ragdoll

  33. Sagrado de Birmania


  34. Scottish Fold

  35. Selkirk rex

  36. Serengeti

  37. Seychellois

  38. Siamés moderno

  39. Siamés tradicional

  40. Siberiano

  41. Snowshoe

  42. Sphynx o gato esfinge

  43. Tonkinés

  44. Van turco


1 comentario:

  1. Está muy bueno este blog! Os felicito yo AMO A LOS GATOS! n.n

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...